Los representantes del consejo de distrito Centro que asistieron ayer a la junta municipal no quedaron satisfechos con las explicaciones recibidas por parte del Ayuntamiento sobre la calle Cruz Conde. "Solo hemos tenido evasivas, no hay nada decidido", explicaba el presidente del consejo de distrito Centro, Pedro Antúnez, tras la junta municipal que se celebró ayer por la tarde y que duró unas dos horas. Por ello, el consejo, que dejó "patente su malestar", celebrará una reunión el martes próximo "y allí adoptaremos las decisiones oportunas porque no podemos dejar pasar más tiempo sin saber qué va a suceder con la calle", señaló Antúnez, porque "queríamos una decisión clara respecto a si se peatonaliza o semipeatonaliza, y no nos han dado respuestas". Asegura que "los vecinos están muy enfadados y la paciencia llega a su límite porque no hay una definición".

A la junta municipal, que está presidida por la delegada de Mujer e Igualdad del Ayuntamiento, María Luisa Arcas, y en la que están presentes los grupos municipales, asistió la delegada de Seguridad, Movilidad y Transporte, Ana Tamayo, con técnicos de Movilidad y Aucorsa, para exponer al consejo la situación de la calle. Según explicó María Luisa Arcas, "se está trabajando, los trabajos están muy avanzados, aunque no están terminados al cien por cien, y se están barajando las soluciones posibles, por lo que aún no hay una decisión tomada". La solución para Cruz Conde, añadió, formará parte de un plan integral y se adoptará "a la mayor brevedad posible", aunque no concretó fechas. No obstante, garantizó que "cuando esté, lo contaremos a la junta de distrito". Arcas advirtió de que "los problemas de movilidad del centro requieren un estudio" y que "en seis meses no se pueden solucionar problemas que vienen del anterior mandato". Además, recordó que el consejo "en cuatro años no ha exigido tanta premura" como ahora.

Por su parte, el presidente del consejo de distrito Centro censuró el hecho de que haya un plan de accesibilidad, otro reciente de movilidad y que ahora se trabaje en uno más, pero lo que más le preocupa es que "el futuro de Cruz Conde esté tan vinculado al estudio encargado para remodelar las líneas de Aucorsa", ya que "hasta que no se acabe, no se tomará la decisión", lo que conllevará más retrasos. De hecho, está convencido de que no se producirá antes de mayo, teniendo en cuenta que las elecciones autonómicas están a la vuelta de la esquina, y tras ellas, llegará Semana Santa. Por ello, exige, "por un lado, una decisión sobre la calle y, después, el plan integral de movilidad del casco, que compartimos y apoyamos".