Los 96 litros por metro cuadrado caídos la noche del lunes en Pedro Abad dejaron en el casco urbano kilos y kilos de lodo arrastrado por las aguas, el corte de la autovía a la altura del kilómetro 370, de la carretera de servicio entre esta localidad y El Carpio, y el cierre de la actividad de empresas que se encuentran en la zona como Todolivo y Hélix de Córdoba.

Los vecinos observaron cómo una fuerte tormenta provocó además que se fuera la luz durante varias horas, aumentando así el temor y la desesperación en muchas familias, que veían cómo el agua se adentraba en sus viviendas porque el alcantarillado no daba abasto. La alcaldesa, María Luisa Wic, manifestó que la ermita del Cristo apareció ayer completamente llena de lodo. En la glorieta de acceso a la localidad, por la autovía, se produjo un accidente de tráfico, con un herido grave. También en la autovía se salió un vehículo de la vía, lo que obligó a intervenir a los bomberos para evacuar a los heridos.

Por su parte, vecinos de la avenida Gran Capitán manifestaron ayer que no durmieron en toda la noche, "ya que el agua se adentró en nuestras viviendas porque el alcantarillado no evacuaba el agua que corría por la calle", explicó Francisco Prieto.