Prácticamente ningún rincón de la provincia se libró ayer de la intensa nevada que cubrió toda Córdoba de blanco, pero en esta ocasión no quedó todo en simpáticas y festivas estampas invernales a las que no estamos acostumbrados. Ayer la nieve nos mostró su cara más oscura y fueron miles los conductores que sufrieron sus consecuencias en las carreteras, incluida la Autovía del Sur, la más transitada de la provincia. Los que no tuvieron que coger el coche sí pudieron disfrutar de una festiva jornada de nieve.

Los primeros copos comenzaron a caer a media mañana en algunas zonas del Guadiato, donde se llegaron a alcanzar los 35 centímetros de espesor, y en torno a la una del mediodía comenzó a nevar en Los Pedroches. En esta comarca, la Guardia Civil sólo permitió transitar por el Puerto del Calatraveño, que es la vía de comunicación por carretera con la capital, con cadenas entre las 17.00 y las 20.00 horas.

Un camión se cruzó en la Cuesta de la Matanza en la N-432 pasadas las 20.30 horas. Por otro lado, en la comarca permanecieron cerradas la carretera CO-6411 de Pozoblanco a La Canaleja y la CO-6413 de Pozoblanco al Cerro de las Obejuelas. Numerosos vehículos se salieron de la carretera. Así ocurrió con un turismo en la carretera entre Villanueva de Córdoba y Obejo, o en Alcaracejos, donde otro coche se salió en el kilómetro 3,76 de la N-502. En ambos casos la Guardia Civil auxilió a los ocupantes de los vehículos. En Pozoblanco, el alcalde hizo un llamamiento para que los conductores no cogieran el coche. El Ayuntamiento utilizó tres tractores para esparcir sal y otro más para retirar la nieve de la calzada.

En Pedroche el intenso frío dejó a la población sin suministro de agua, al quedar congeladas las tuberías. Algunos conductores emplearon más de cuatro horas para hacer el trayecto entre la capital y Pozoblanco, y otros algo menos en llegar a Belmez.

En la comarca del Alto Guadalquivir también se vio complicado el tráfico con varias salidas de vía en carreteras secundarias.

En Priego el tramo de la A-333 hacia Las Lagunillas fue cerrado al tráfico, por lo que algunos conductores se vieron obligados a estacionar sus coches en el arcén. En el resto de carreteras actuaron las máquinas extendiendo sal. Sin embargo, los accesos a la mayoría de las explotaciones agrarias quedaron impracticables al poco de iniciarse la nevada, por lo que una vez más se paralizó la recolección de la aceituna.

En los alrededores de Cabra fueron numerosas las familias que se acercaron a estos parajes para disfrutar de la nieve. Allí tuvo que ir la grúa para sacar un vehículo que había patinado por el hielo. Por la A-339, a la altura del Puerto del Mojón, pasaron las máquinas quitanieve y se esparció sal.

En Lucena también se cerró al tráfico la carretera del santuario de Aras debido a las numerosas placas de hielo. Y en Rute las aldeas de Las Piedras y Palomares quedaron incomunicadas y fue complicado circular en la A-331 hacia Lucena e Iznájar. Durante la tarde empleados municipales esparcieron sal por algunas calles y las más empinadas se cerraron al tráfico.

Luque tampoco se libró de las dificultades para vehículos y viandantes, ya que muchas calles quedaron casi intransitables. Y lo mismo pasó en Espejo.

La Policía Local de La Carlota también tuvo que intervenir para cortar el tráfico en tres vías confluyentes como consecuencias de dos accidentes que acabaron sin daños personales.

En los pueblos de la Campiña Sur las policías locales se emplearon a fondo para socorrer a los conductores que, debido a las placas de hielo, sufrieron diversos percances, como ocurrió en Montilla. En Aguilar el único incidente fue la suspensión del partido de fútbol contra el Montilla. Sin embargo, en Fernán Núñez se produjeron varios accidentes leves por el hielo y se cayeron algunas ramas de árboles.

En Palma del Río se interrumpió el tráfico en la CO-5310 hacia Hornachuelos, lo que fue avisado por la Guardia Civil a los conductores que intentaban acceder desde la A-431. Y en Hornachuelos la Policía Local cortó la carretera de acceso al Parque Natural para evitar accidentes.