La crisis va a convertir la Nochevieja del 2009 en la más austera de la década, con recortes en las celebraciones tanto públicas como privadas. Así vienen a demostrarlo circunstancias como el número de cotillones aprobados este año por el Ayuntamiento, solo seis frente a las nueve solicitudes que empezaron a tramitarse en un principio y después de que tres de los organizadores de fiestas de Nochevieja decidieran retirar la solicitud al no haber cubierto las expectativas mínimas de reserva de entradas. En total, este año los cotillones aprobados por el Ayuntamiento solo suman 3.571 plazas, informan fuentes municipales.

La situación contrasta con lo ocurrido hace dos años, cuando se autorizaron nueve cotillones que, en total, ofertaban 6.015 plazas. En esa Nochevieja, además, los organizadores de fiestas estimaban que la demanda era muy superior a la oferta y que unas 2.000 personas se quedarían sin la plaza de cotillón deseada. Es más, por entonces, los empresarios organizadores de fiestas y hasta Hostecor pidieron que la Policía Local vigilara la celebración de cotillones clandestinos, dada la importante demanda de estas fiestas.

En el 2009 la situación es muy distinta y parece que, sobre todo los jóvenes, van a optar por organizar fiestas particulares en viviendas o recintos privados para comenzar el año ahorrando unos euros. La opción de los cotillones autorizados se limita este año al Club Hípico (con un aforo de 900 plazas), el hotel Villa de Trassierra (254 plazas), el Club Figueroa (720), Cachao (671), el hotel Las Adelfas (380) y Huertas de Tejavana (656 plazas).

Esta austeridad también se refleja en el sector público de la fiesta, valga la expresión. Por un lado, la cadena autonómica, Canal Sur , ha roto la tradición y este año no retransmitirá las doce campanadas desde Las Tendillas. Por su parte, la celebración que organiza el Ayuntamiento en la plaza de las Tendillas cuenta este año con un presupuesto de unos 40.000 euros, un 20% menos que en el 2008. Pese a ello, habrá una fiesta infantil matinal desde las 10 con un parque infantil de hinchables, pasacalles y otras actividades y espectáculos para pequeños. Por la noche, la fiesta durará de 22.30 a 2.30 de la madrugada, con dos pases de la Libertad Orquesta Internacional, fuegos artificiales y la intervención de Sol Rodríguez y Rudy Castañeda para acompañar las campanas y las tradicionales uvas de la suerte.

Eso sí, los servicios municipales se volverán a reforzar este año como de costumbre, por ejemplo, haciendo salir al día siguiente a la práctica totalidad de equipos de recogida de residuos en espacios urbanos de Sadeco y con la práctica totalidad de efectivos disponibles de la Policía Local por la noche, según ha informado el concejal de Seguridad y Tráfico, José Joaquín Cuadra.