El delegado provincial de Agricultura, Francisco Zurera, mantiene que, pese a las dificultades actuales por la caída de precios de los productos agroganaderos, la tierra "sigue siendo una buena inversión". Zurera considera que el campo "es una alternativa económica importante y en los últimos treinta años hemos conseguido prepararnos para modernizar el sector".

El delegado de la Junta insistió en que Córdoba ha conseguido alcanzar "una alta calidad en sus producciones" que no se está viendo reflejada en los precios. "La globalización y la crisis están afectando, aunque el campo va a aguantar mejor que otros sectores la situación actual", afirmó. Pese a esto, Francisco Zurera defiende la viabilidad del sector agrario cordobés ante la modernización que se ha producido en las últimas tres décadas.