El secretario general del PSOE de Córdoba, Juan Pablo Durán, señaló ayer que su partido "se siente satisfecho" porque Córdoba, que tiene una caja de ahorros, "tendrá ahora una gran caja" y formará parte de la mayor caja de Andalucía, la quinta de España, "garantizando el futuro de los trabajadores, poniendo fin a la incertidumbre y dando tranquilidad a los ahorradores". "Esta es ahora la gran caja de Córdoba", dijo Durán, para el que en el acercamiento Cajasur-Unicaja ha imperado "el sentido común y la sensatez", dando paso "a un acuerdo que es importante para el conjunto del sistema financiero, pues nos convertimos en un referente en el territorio nacional".

Durán espera que los órganos rectores den "los pasos oportunos" para que todos los grupos se vean "reconocidos" en la entidad resultante y que ésta obtenga "un respaldo unánime". Surgirá, dijo, una entidad "más potente", que responderá a las necesidades de financiación de los empresarios y los autónomos, al igual que de las familias, que verán "aumentadas las expectativas de sacar adelante sus proyectos empresariales y de vida".

También criticó al PP, advirtiendo a sus dirigentes andaluz y cordobés, Javier Arenas y José Antonio Nieto, respectivamente, de que, "en su momento, tendrán que explicar muchas cosas", en relación con su postura ante el proceso. Durán lanzó este aviso después de considerar que el paso dado por dichas cajas "era necesario", pues "Cajasur vivía una situación problemática desde 2004, que se agravó por la crisis financiera global". A su juicio, se sienten "frustrados", y por ello "tendrán que explicar a los cordobeses qué es lo que han estado defendiendo hasta el día de hoy, al oponerse a que Cajasur tuviera un futuro viable". Durán consideró que "habrán sido otros intereses personales y particulares los que habrán llevado a Nieto a no sentirse partícipe y satisfecho con que Córdoba forme parte y se beneficie de la gran caja andaluza que se va a crear".

NIETO Por su parte, el presidente del PP de Córdoba y portavoz municipal de esta formación, José Antonio Nieto, señaló ayer que "está por ver si es buena o no la noticia" del inicio del proceso de fusión entre las dos cajas. "Córdoba no podía perder y Cajasur no podía desaparecer", dijo el dirigente provincial del PP, que añadió que su partido estará a favor de esta integración de entidades de ahorro si se garantizan los empleos, si se da tranquilidad a los depósitos y si la entidad resultante se abre a los autónomos. Si esto es así, será un buen acuerdo, de lo contrario, el PP defenderá los intereses de Córdoba"

MARTINEZ Por parte de Izquierda Unida (IU), su coordinador provincial, Francisco Martínez, también valoró ayer de forma positiva "los pasos que se están dando para conseguir una caja fuerte para Andalucía y Córdoba". Añadió que su formación política establece tres prioridades para dar su apoyo a la fusión. Por una parte, el mantenimiento de los puestos de trabajo. A este respecto, anunció que IU se movilizará ante cualquier iniciativa que vaya encaminada a la pérdida de empleo o ante la posible presentación de un expediente de regulación de empleo. También va a estar expectante a la representación que tenga la Diputación y las corporaciones locales en los nuevos órganos de dirección. A este respecto, indicó que "es lógico que la Iglesia se haya garantizado sus propios intereses con una vicepresidencia ejecutiva, pero habrá que potenciar el carácter público de la nueva entidad" para evitar "que un único partido" sea el que lleve la iniciativa.