CCOO ha exigido un acuerdo laboral para apoyar la fusión entre Unicaja, CajaSur y Caja Jaén, en el que se establezcan garantías laborales, empresariales y sociales que afectarían a unos 1.800 trabajadores de las 220 oficinas que Unicaja y Cajasur tienen en la provincia de Córdoba.

Relacionadas

El secretario general del Sindicato Provincial de Servicios Financieros y Administrativos (COMFIA), Ramón Toledano, ha asegurado en un comunicado que antes de expresar su opinión sobre la fusión, debe conocer los pormenores del principio de acuerdo alcanzado, así como el plan de viabilidad o las garantías en materia de empleo.

Para CCOO, la prioridad de cualquier fusión es el empleo y para ello exigirá un acuerdo laboral de fusión que garantice los puestos de trabajo y la homogeneización de las condiciones laborales de todos los empleados de las tres cajas.

El sindicato ha pedido la presentación de un proyecto "viable de fusión, con garantías de futuro y solidez", y la definición de un modelo de dirección basado en la profesionalidad y la independencia.

La nueva entidad que nazca de esta fusión debe garantizar, según el sindicato, la concepción de la caja como una entidad de propiedad social y conformar de forma consecuente sus órganos de gobierno, obra social y código de conducta desde una premisa de responsabilidad social.