La ministra de Cultura, Carmen Calvo, resaltó ayer durante la inauguración de los 100 kilómetros de AVE que unen Córdoba con Antequera, la prontitud con la que el Gobierno del PSOE ha terminado esta infraestructura, que se inició en la anterior legislatura del Gobierno de José María Aznar. Calvo añadió que esta nueva línea de alta velocidad es "un sueño cumplido", pues sitúa a Córdoba "mucho más cerca de Málaga y de la costa", un aspecto que "favorecerá el desarrollo económico y el futuro" de la provincia.

La alcaldesa, Rosa Aguilar, también subrayó la "extraordinaria importancia" de estos 100 kilómetros de AVE, ya que sirven para acercar la capital y Antequera, "una ciudad con la que se mantienen muchas relaciones comerciales, turísticas y de convivencia". Se refirió a los beneficios que este AVE va a aportar a la economía cordobesa, pues "al turismo de sol y playa se unirá a la oferta cultural" de Córdoba. Para el presidente de la Diputación, Francisco Pulido, esta línea supone un avance en la conversión de la provincia en "centro estratégico de transportes".