La puesta en marcha del carné por puntos en Córdoba, que entró en vigor el pasado sábado, se ha saldado con 137 infracciones que han supuesto la pérdida de 429 puntos, según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Catorce conductores ya han sido propuestos por la Guardia Civil para que pierdan la mitad de los puntos en el primer fin de semana de esta nueva normativa de la circulación vial. La mayoría de estas infracciones (58) corresponden a excesos de velocidad de entre 20 y 30 kilómetros del límite establecido.

En el desglose hay que destacar que el primer día se impusieron 75 sanciones, mientras que durante el domingo se registraron 62. Las primeras sumaron 251 puntos y las del segundo día fueron 178.

La mayoría de los infractores fueron varones, pues hubo solo nueve mujeres que incumplieron las normas de tráfico y que perdieron un total de 20 puntos.

También ha trascendido que ninguno de los denunciados era conductor profesional y que 25 de los infractores eran jóvenes menores de 25 años.

SEIS PUNTOS La sanción máxima de seis puntos se produce cuando el conductor supera en un 50% la velocidad permitida, conduce temerariamente o en sentido contrario o da en la prueba de alcoholemia más de 0,50 miligramos por litro en aire aspirado. En Córdoba se han registrado ocho en el primero de los apartados y tres en cada uno de los restantes capítulos.

En orden de importancia le sigue la pérdida de cuatro puntos, que se retirarán por alcoholemia (entre 0,25 y 0,50), saltarse un ceda el paso, stop o semáforo en rojo, atravesar una línea continua o arrojar colillas si existe riesgo de incendio. Así, 12 de estas infracciones fueron por adelantamientos indebidos y no respetar señales; 15 corresponden a alcoholemias, una es por exceso de velocidad menor al 50% del límite establecido, y el resto es por distintos motivos.

La preocupación de algunos conductores es ahora cómo recuperar puntos. Una vez que se agotan los 12 puntos de partida se procede a la retirada del carné, y para recuperar el permiso hay seis meses de espera, a lo que se añade un curso de reeducación y un examen sobre la materias impartidas.

Estos cursos permiten obtener cuatro puntos, y tres años sin recibir sanciones se traduce en recobrar todos los puntos perdidos. Además, si se conservan los 12 puntos durante tres años se añaden dos puntos adicionales. El máximo, 15 puntos, se consigue si se mantienen tres años más los de partida.