LOS TRABAJADORES de Izar en Cádiz marcharon ayer de forma silenciosa en recuerdo de las víctimas de los atentados y convirtieron su protesta en un acto de condena al terrorista.