La Federación Andaluza de Empresarios de la Construcción (Fadeco) consideró ayer que la incidencia de la huelga general del sector fue "escasa", la cifró en un 38% y mostró su rechazo a los piquetes informativos, que consideró "innecesarios" y "abusivos".

La patronal, en una nota, indicó que, según las informaciones facilitadas por las organizaciones de Fadeco, en las capitales de provincia la huelga alcanzó un mayor seguimiento, si bien se apreció un respaldo menor que en anteriores convocatorias.

Añadió que no se registraron incidentes de consideración, aunque indicó que los piquetes funcionaron con eficacia en las grandes ciudades, paralizando las obras en las que se está trabajando. En el caso de Córdoba, precisó que se recibieron quejas por la "actuación coactiva de los piquetes informativos".

Por provincias, en Almería, cifró el seguimiento del paro en un 20%; en Cádiz, en un 40%, si bien fue "nulo" en las zonas rurales; en Córdoba, en un 60% y en Granada, en un 55%. En Huelva, la patronal indicó que el paro fue mayor en las grandes obras de la capital, de un 70%, mientras que en otros municipios como Lepe y Cartaya el seguimiento fue "muy escaso", de cerca de un 25%, y sin que haya recibido ningún respaldo en Aracena y su sierra.

En los pueblos de Jaén, "sólo las obras emblemáticas de la capital han secundado el paro", señaló Fadeco, que añadió que el respaldo se situó en un 28%. En Sevilla reconoció que el apoyo al paro fue "muy grande", pero no en la provincia (35%).

UGT y CCOO cifraron en un 97,1% el seguimiento de la huelga general del sector de la construcción en Andalucía y valoraron que ha sido un "éxito aplastante". Por provincias, según los datos de las centrales sindicales, el paro general tuvo mayor incidencia en Jaén y Huelva (99%); seguidas de Sevilla y Córdoba (98%); Almería y Cádiz (96%) y Málaga y Granada (95%).

SIN INCIDENTES

Los secretarios generales de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT-A, Ramón Díaz, y de Fecoma de CCOO-A, Antonio Rodríguez, valoraron que durante la jornada no se registraron incidencias y replicaron a la patronal que no se trata de una protesta en demanda de mejoras salariales ni de jornadas, sino en "defensa de la vida", después de que el martes otros dos trabajadores del sector murieran en Andalucía, lo que elevan a 50 los accidentes mortales en lo que va de año, según las centrales.

Rodríguez criticó a las empresas por "no respetar los derechos básicos de los trabajadores" y les recordó que "las leyes son para todos, incluidos los empresarios de la construcción".