La apertura de Intercaza ha venido acompañada con una doble polémica en torno a la actividad cinegética procedente de dos polos completamente distintos.

Por un lado, Ecologistas en Acción se manifestaba a las puertas del Palacio de la Merced para quejarse de que la muestra "es un apoyo institucional, irresponsable e interesado a una actividad cada día más industrializada y de mayores impactos ambientales y sociales". Para los ecologistas "el mayor escollo para la supervivencia de la mayoría de las especies emblemáticas de nuestros montes mediterráneos son las actividades ligadas a la caza" y llaman a los cazadores cordobeses a realizar un ejercicio de autocrítica de su actividad.

Desde la organización de Intercaza se ha asegurado que se ha invitado a Ecologistas en Acción para aportar su punto de vista a la feria y se insiste en señalar que "los cazadores son los primeros interesados en preservar el medio ambiente".

REVISION DE PLANES

Por otro lado, la organización agraria Asaja acusa al delegado de Medio Ambiente de poner en peligro la temporada cinegética al ampliar el plazo de revisión de los Planes Técnicos de Caza, con lo que, según Asaja, se dejarán de realizar numerosas monterías ya programadas.

Al respecto, Luis Rey, delegado de Medio Ambiente, ha señalado que debido a que Córdoba es la provincia con más cotos, 1.600, se ha tenido que realizar una estrategia de revisión de acuerdo con la fecha de caducidad de los planes técnicos de cada coto y ha garantizado que se van a respetar los plazos de todos ellos con la intención de que se pueda cumplir el calendario. Aunque matiza que también "puede que haya casos de quien haya programado monterías antes de tener la autorización pertinente".