Dios se ha ido , del escritor Javier García Sánchez, editado por Planeta, relata la historia de un hombre común de mediana edad que se ha quedado solo y tiene que enfrentarse a la vida. Su protagonista es un avezado jugador de ajedrez que, pese a todo, no perderá la sonrisa.