Glory Alozie, cubana nacionalizada española, se proclamó en Munich campeona de Europa en los 110 metros vallas, por delante de la ucraniana Olena Krasovska y la búlgara Yana Kasova.