En época de matrícula seguramente recibirá numerosas felicitaciones por el desarrollo de la matriculación en su universidad, pero no por esto quiero dejar de hacerlo yo también. 

En primavera, el colegio donde ha estado matriculada mi hija organizó para los estudiantes del segundo curso de Bachillerato una charla sobre la selectividad y la matrícula en la universidad, a la que fuimos invitados también los padres y las madres. Dado el interés de la información que iban a dar funcionarios de la Universidad (y por ser mi hija la primera que va a estudiar en la universidad y desconocer el procedimiento), decidí tomarme dos horas libres en mi trabajo para escuchar la charla. Y no nos defraudó a los padres y madres que pudimos asistir. 

A pesar de lo difícil que era el tema (sobre todo el de la inscripción en el distrito andaluz), fue expuesto con mucha claridad y detenimiento, por lo que ha resultado más fácil presentar la solicitud ahora y entender lo que significa las asignaciones de plazas. 

Le reitero nuestro agradecimiento por el esfuerzo que han hecho y la calidad con que han presentado esta información. Ahora restan cuatro años por delante para tener su título de graduada, pero el inicio no podía ser mejor.