Rusia

El Kremlin no organizará un funeral de estado para despedir a Gorbachov

Otros dirigentes rusos y soviéticos sí recibieron ese trato, como es el caso de Boris Yeltsin, el primer presidente de la Federación Rusa o Konstantin Chernenko, su antecesor en el liderazgo de la Unión Soviética

Àlex Bustos

El presidente ruso Vladímir Putin siempre felicitaba los cumpleaños a Mijaíl Gorbachov antes de su fallecimiento, este último martes por la noche. La última celebración del exlíder soviético fue este pasado 2 de marzo, en el que líder ruso le felicitó de esta forma: “Usted vivió un vida larga y plena, y se ha ganado un gran prestigio y reconocimiento. Es gratificante que a día de hoy su trabajo polifacético haya contribuido a la implementación de proyectos necesarios de caridad, sociales y educativos”.

La relación entre ambos fue siempre cordial, pero no amistosa. Así lo confirma el analista Denys Kolesnyk, especialista en defensa y seguridad de Europa Central y Oriental, que argumenta que “desde la llegada de Putin al poder en Rusia hace 20 años, ha estado lamentando e intentando que el país recupere su "antigua gloria", que está relacionada más con la URSS que con el Imperio Ruso”. Añade que según este paradigma, “Gorbachov es señalado como uno de los responsables del colapso de la URSS, hecho que perjudica a los intereses del estado ruso desde el punto de vista de Putin”. Concluye que “la invasión rusa de Ucrania también encaja en este paradigma de la restauración de la vieja gloria que Moscú persigue desde los años 2000”. 

Y esta difícil conexión Gorbachov-Putin se traduce en hechos como que el único presidente de la historia de la URSS no recibirá funeral de estado, será enterrado en el cementerio moscovita de Novodevichy. Otros dirigentes rusos y soviéticos sí recibieron ese trato, como es el caso de Boris Yeltsin, el primer presidente de la Federación RusaKonstantin Chernenko, su antecesor en el liderazgo de la URSS.

La misma noche de su fallecimiento el portavoz del KremlinDmitri Pskov, afirmó que el presidente ruso expresó “su profundo pesar” y afirmó que Putin enviaría un telegrama a familiares y amigos del reformador ruso. En un acto de este miércoles, el mismo portavoz en Moscú recordó al líder soviético. “A pesar de que las actividades de Mijaíl Gorbachov provocan debate, es un hombre único y extraordinario que será recordado en todo el mundo". Es cierto que su liderazgo de la URSS aún genera todo tipo de opiniones entre los rusos.

Disparidad de opiniones

Según apunta Kolesnyk, la popularidad de Gorbachov ha caído en este milenio. “Según datos de la Fundación Public Opinion, en 2016 solo un 9% tenían una visión positiva de Gorbachov, mientras que un 39% tenía una mala opinión. En 2004 un 18% tenían buena opinión de él”. Explica que “la caída de popularidad se corresponde a la perfección al momento en el que Putin empezó a glorificar a la Unión Soviética”.

Entre diputados rusos se plasma esa diversidad de criterios entre los representantes de diferentes formaciones políticas. Leonid Slutski, líder del Partido Liberal Demócrata, escribió en su cuenta de Telegram que "Gorbachov fue sin duda el político más brillante de su época. Pero para todos los nacidos en la Unión Soviética sigue siendo una figura histórica y controvertida". En el mismo mensaje también matizó que "(la perestroika) les hizo el juego a los que buscaban borrar la URSS del mapa político del mundo".

Dimitri Muratov, editor en jefe del diario independiente Novaya Gazeta, ganador del Premio Nobel de la Paz lamentó su fallecimiento. “Despreciaba la guerra, despreciaba al verdadero político. Estaba seguro de que había pasado el momento de resolver los problemas del orden mundial por la fuerza”, escribió. También opinó que “dio al país y al mundo un regalo increíble: nos dio 30 años de paz. Sin la amenaza de una guerra global y nuclear”. Y añadió que “el regalo ya no existe. Y no habrá más regalos”.

El opositor ruso Aleksei Navalni publicó en redes sociales un post en el que comenta que lo escuchó “a través de los altavoces de la prisión”. Sobre el fallecido aseguró que “cuando muchos 'demócratas radicales' resultaron ser ladrones e hipócritas, Gorbachov permaneció como uno de los pocos que no usó el poder y las oportunidades para enriquecerse”.

Grigory Yavlinsky, fundador del partido Yabloko, cree que Gorbachov dio a la población soviética la libertad. "Dio libertad a cientos de millones de personas en Rusia y sus alrededores, y también a la mitad de Europa”, afirmó Yavlinsky. “En seis años en el poder, Mikhail Gorbachev cambió el mundo”. Desde su mismo partido, Maksim Katz lanzó un dardo al presidente ruso. Katz publicó en redes sociales que, “si Gorbachov fuera como Putin, podría haber sido secretario de la URSS hasta hoy mismo”.

Críticas de los comunistas

Para los comunistas la opinión es negativa, tal y como ha expresado abiertamente este miércoles el secretario general del partido Guenadi Zyugánov, quien aseguró que su mandato no trajo más que “tristeza, desgracia y problemas” para todos “los pueblos de nuestro país”. Otro político comunista Nikolái Kolomeitsev apuntó en la misma dirección y escribió en redes que Gorbachov “destruyó el país, fue una traición desde arriba". Más duro con el dirigente fue Igor Girkin, también conocido como Igor Strelkov. Este exoficial de los servicios secretos rusos ha sido muy relevante en la anexión de la península de Crimea –internacionalmente reconocida como parte de Ucrania– por parte de Rusia y en la organización de milicias en la autoproclamada República Popular de Donetsk. En sus redes sociales hizo un post titulado “Sobre la muerte de los traidores”. En él afirma que “(Gorbachov) no necesita desear la vergüenza eterna, ya la consiguió” y se pregunta si “antes de morir (...) pensó y valoró su vida”, entre otros comentarios despectivos.