Es casi como un final de 'foto finish': los partidos políticos en Alemania apuran las últimas horas de campaña con uno ojo puesto en las encuestas electorales, las más reñidas en décadas. La distancia entre los socialdemócratas del SPD, primeros, y la unión conservadora de la CDU-CSU, segunda, se mueve en una horquilla de entre 2 y 4 puntos de diferencia en las encuestas de los últimos días. Esos serán los dos partidos que luchen por ocupar la cancillería federal alemana, ya descartados Los Verdes, que quedarán terceros y lejos de poder luchar por la victoria electoral.

El canal público ZDF auspició el jueves por la noche el último debate electoral televisado. En esta ocasión, participaron los líderes de los siete partidos que muy probablemente estarán representados en el Bundestag: socialdemócratas, democristianos de la CDU y sus hermanos socialcristianos bávaros de la CSU, Los Verdes, los liberales del FDP y los poscomunistas de Die Linke.

Todos aprovecharon la ocasión para intentar movilizar a los indecisos, que algunas encuestas sitúan por encima del 30% y cuyo voto podría ser determinante en unos comicios tan ajustados como estos, y también para la formación del futuro Gobierno de coalición, que será – salvo sorpresa – un tripartito. Los representantes de las siete formaciones agotaron sus cartuchos sobre los temas que han marcado la campaña: gestión de la pandemia, crisis climática, política fiscal, vivienda, seguridad y política exterior, entre otros asuntos.

Huelga climática

Una de las dudas que debe despejar la cita con las urnas del próximo domingo es qué votarán los jóvenes. Integrantes de las nuevas generaciones del país se quejan de que la política alemana está demasiado condicionada por los votantes mayores de 50 años, que son mayoritarios en un país tan envejecido. La crisis climática es uno de los temas en los que los más jóvenes se ven perjudicados.

Greta Thunberg reaparece en las protestas del clima en las calles de Berlín en Alemania Agencia ATLAS / EFE

“Los partidos no hacen lo suficiente”, ha dicho este viernes la activista sueca Greta Thunberg en Berlín en una nueva huelga climática organizada por el movimiento 'Fridays for Future'. Esta nuevo paro, en el que participan sobre todo jóvenes y estudiantes, no llega por casualidad dos días antes de las elecciones federales. Las nuevas generaciones quieren llamar la atención sobre un asunto que no ha ocupado tanto espacio en la campaña electoral como prometía en un primer momento: el calentamiento global. La candidata verde a la cancillería, Annalena Baerbock, ha participado este viernes en la concentración climática de la ciudad de Colonia.

Sucesión de Merkel

Alemania se enfrenta a las últimas horas de la 'era Merkel'. A partir del próximo domingo, comenzarán las negociaciones para formar el gobierno que suceda al cuarto y último ejecutivo federal liderado por la cancillera. Las negociaciones se prevén largas y complicadas a causa de la fragmentación parlamentaria y a la incapacidad de ningún partido de acercarse si quiere a la marca del 30% de los votos.