Al menos 30 personas han resultado heridas este lunes en un atropello múltiple ocurrido en una localidad próxima a Kassel, en el norte de Alemania, durante un desfile de Carnaval, según informan los medios locales.

Los hechos han tenido lugar en la localidad de Volkmarsen y el conductor del vehículo implicado en el atropello ha sido detenido, según informa la emisora Deutsche Welle, que precisa que habría niños entre los heridos.

Al parecer, según medios locales, el vehículo -una Mercedez-Benz Combi de color gris metalizado- ha arremetido por motivos que se desconocen contra un lugar donde se acumulaban un gran número de espectadores, avanzando 30 metros entre la gente.

Prohibición de circular

El vehículo se había saltado previamente la prohibición de circular por esa zona, cerrada al tráfico por las celebraciones. Algunos testigos han apuntado que el conductor ha parecido acelerar, un extremo que no ha confirmado la policía.

Por el momento, se desconocen los motivos del atropello y la identidad del conductor del vehículo. "Todavía no sabemos si ha atropellado deliberadamente a la multitud", ha dicho una portavoz de la Policía al diario Bild.

Al lugar se han desplazado una docena de ambulancias, así como numerosos agentes de la Policía y equipos de bomberos. Se ha solicitado asimismo la colaboración de un helicóptero, para poder trasladar a los heridos más graves.