El presidente de EEUU, Donald Trump, calificó ayer de «traidora ingrata» a la exsoldado Chelsea Manning, de la que dijo que está acusando de ser un «líder débil» al exmandatario Barack Obama, quien precisamente conmutó su pena antes de abandonar la Casa Blanca.Tres días antes de dejar la presidencia, Obama conmutó la pena de Manning, que en el 2010 filtró un número récord de documentos secretos a WikiLeaks.

Manning lleva privada de libertad siete años y saldrá el 17 de mayo, dentro de una condena a 35 años de prisión. Manning es un exanalista de inteligencia militar que se llamaba Bradley y comenzó un tratamiento de cambio de sexo para ser mujer en la cárcel militar.