La red social Facebook ha prohibido a los usuarios la venta de armas de fuego entre particulares en su plataforma principal y también en el servicio de imágenes compartidas Instagram, propiedad suya, respondiendo así a las preocupaciones manifestadas en Estados Unidos sobre su uso creciente para eludir los controles legales en las compras de armas.

A través de un comunicado oficial, la jefa de política de productos de la red social, Monika Bickert, anunció que los ciudadanos ya no podrán utilizar más estas redes sociales para anunciar y contactar con posibles compradores de armas de fuego.

La prohibición afectará solo a las transacciones entre particulares, por lo que las empresas autorizadas para ello podrán seguir promocionando sus productos en Facebook e Instagram, siempre que redirijan sus transacciones al exterior de estas redes. La medida actualiza el reglamento de productos de Facebook, aprobado en marzo del 2014, por el que ya se vetaba la compraventa a través de sus plataformas de marihuana, productos farmacéuticos y drogas ilegales.

"Durante los últimos dos años, más y más gente ha utilizado Facebook para descubrir productos y comprar y vender cosas entre particulares", señaló Bickert.

Facebook es la red social más popular del mundo, con 1.590 millones de usuarios, 219 millones de ellos en EEUU y Canadá. Pese a no estar directamente implicadas en las operaciones, esta y otras redes similares sirven de mercado on line para negociar la compraventa de armas de fuego, lo que durante los últimos meses ha hecho que aumentase la presión sobre Facebook a favor de esta medida por parte de políticos y activistas.

Grupos partidarios de un mayor control sobre las armas en Estados Unidos han aplaudido también la nueva política aprobada por Facebook.