"OBRA DEL DIABLO"

El mufti de Arabia Saudí, Abdul-Aziz ibn Abdulá, lanzó el pasado miércoles una fatua contra el ajedrez, calificándolo de "obra del diablo". Según argumenta el líder religioso, dicho juego de mesa "conduce al odio entre jugadores, impide asistir a las plegarias diarias y es una manera de ganar dinero sin merecerlo". La federación ajedrecista saudí ha alertado a sus asociados del evidente riesgo de que si el Estado adopta en su ordenamiento legal la fatua, la policía religiosa emprenda la persecución de los aficionados al ajedrez.