La Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE) ha avisado que la Unión Europea ha de estar preparada para el millón de personas que este año van a pedir asilo en su territorio, la mayoría de las cuales van a proceder de Siria e Irak.

La petición de la OCDE se produce en paralelo al encuentro de los ministros de Interior de la UE que vuelven a reunirse para intentar acordar el reparto de 120.000 refugiados.

Según la OCDE, la mitad, es decir 500.000, de ese millón de personas cumple los requisitos para que les sea concedido el asilo. "Los líderes europeos deben adoptar un posicionamiento histórico ante esta tragedia humanitaria", ha afirmado el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.

En un informe, la OCDE sostiene que la UE está mejor preparada para gestionar esta oleada de refugiados que ante la precedente crisis de desplazados, que tuvo lugar durante las guerras en la ex-Yugoslavia. No obstante, el informe reclama que se entregue ayuda económica a los países de los Balcanes para poder hacer frente a esas llegadas.