Corea del Norte planea llevar a cabo más pruebas nucleares y lanzamientos de cohetes de largo alcance aunque dirigidos, esta vez, contra Estados Unidos, según ha informado este jueves la agencia de noticias oficial, KCNA.

"No vamos a ocultar el hecho de que los lanzamientos de cohetes de largo alcance y las pruebas nucleares de alto nivel que vamos a llevar a cabo están dirigidos a Estados Unidos", ha dicho la Comisión de Defensa a KCNA.

El Gobierno de Kim Jong Un ha atribuido su decisión a la resolución emitida ayer por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en la que "deplora" los lanzamientos de cohetes de largo alcance del año pasado y aumenta las sanciones contra el régimen comunista.

"La resolución del Consejo de Seguridad ideada por Estados Unidos ha llevado su política hostil hacia Corea del Norte hasta su fase más peligrosa", ha indicado.

Horas después de la votación en el Consejo de Seguridad, Pyongyang ya advirtió de que llevaría a cabo "acciones físicas" al considerar que "el empeoramiento de la política hostil de Estados Unidos" ha hecho "imposible" la desnuclearización de la península coreana.

PRUEBA INMINENTE

Fuentes de Inteligencia de Corea del Sur han revelado este jueves a la agencia de noticias Yonhap que el régimen comunista ha completado todos los "preparativos técnicos" para llevar a cabo otra prueba nuclear, si así lo decide, en los "próximos días".

Según estas fuentes, Corea del Norte se prepara para lanzar un artefacto nuclear fabricado con uranio altamente enriquecido, que sería muy difícil de detectar con las técnicas habituales, como las sismológicas, de radiactividad y ondas de sonido.

"Corea del Norte necesita desarrollar uranio altamente enriquecido debido a su escasa cantidad de plutonio", ha explicado una de las fuentes, bajo condición de anonimato.

Al parecer, todo el material necesario para llevar a cabo la prueba nuclear se encuentra en el interior de un túnel construido en sus instalaciones nucleares de Punggye Ri y que está sellado con cemento y sacos de arena.

Las fuentes han indicado que Pyongyang lleva preparando esta prueba nuclear desde las dos anteriores. "Ha estado realizando continuamente simulaciones por ordenador a partir de los datos obtenidos en la primera y en la segunda", han dicho.

SANCIONES

En 2006 y 2009, Corea del Norte realizó pruebas nucleares, lo que suscitó una enérgica respuesta del Consejo de Seguridad a través de dos resoluciones que prohíben expresamente al régimen comunista desarrollar y usar tecnología nuclear y de misiles balísticos.

A pesar de ello, en abril y diciembre de 2012, Pyongyang lanzó dos cohetes de largo alcance para, según explicó, poner en órbita dos satélites meteorológicos con el fin de explorar sus recursos naturales y mejorar su explotación.

El Consejo de Seguridad condenó a través de declaraciones presidenciales --no vinculantes-- ambos lanzamientos al considerar que violan dichas resoluciones y urgió al Comité de Sanciones a aumentar las medidas punitivas, lo que se tradujo en la inclusión de más individuos y empresas norcoreanos en la 'lista negra' de la ONU.