Al menos catorce personas han muerto --tres soldados de la OTAN, cuatro policías locales, seis civiles y un intérprete afgano-- este lunes a causa de un atentado suicida con bomba contra una patrulla del Ejército estadounidense en la provincia de Jost, en el este, según un nuevo balance procedente de fuentes oficiales locales. El atentado ha sido reivindicado por los talibán.

Un testigo ha explicado a Reuters que el atentado fue cometido por un terrorista suicida vestido con uniforme de la Policía al paso de un grupo de soldados estadounidenses que patrullaban a pie por las calles de Jost. El gobernador provincial, Abdul Jabar Nahimi, ha precisado que el terrorista suicida iba a bordo de una motocicleta cargada de explosivos y que 37 civiles han resultado heridos.

Una portavoz de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) solo ha confirmado que el ataque fue perpetrado por un terrorista suicida.