Un tesorero del Partido Conservador, Peter Cruddas, presentó su dimisión tras ser grabado en secreto ofreciendo a reporteros del dominical Sunday Times, que fingían ser posibles donantes del partido, acceso directo al primer ministro, David Cameron, a cambio de sumas anuales de 250.000 libras (300.000 euros).

En un comunicado, Cruddas, que asumió a principios de este mes el cargo de tesorero principal de la formación, lamentó "profundamente cualquier impresión de incorrección".

En la grabación secreta de la conversación que mantuvo Peter Cruddas con los periodistas del periódico propiedad de Rupert Murdoch, que se hicieron pasar por empresarios, el recaudador de fondos tory explica que un donativo anual de 250.000 libras concedería al donante lo que él llama "un acceso de primera liga" al jefe del Ejecutivo.

Al tratar de vender esos encuentros con Cameron a los supuestos ejecutivos, quienes inciden en su interés por conocer al primer ministro para hacer prosperar sus empresas, Cruddas les asegura que "será fantástico para sus negocios".

CENAS Ese acceso incluiría la posibilidad de asistir a cenas con el propio Cameron en Downing Street e incluso de "influir" en las políticas del Gobierno. En su nota de dimisión, Cruddas descarta que "los donantes puedan influir en la política del gobierno u obtener un acceso indebido a los políticos".