El comandante del Costa Concordia, el mayor crucero italiano, naufragado en el mar Tirreno frente a las costas de la isla de Giglio, Francesco Schettino, ha sido detenido, confirmó hoy el fiscal jefe de Grosseto, Francesco Verusio.

Verusio interrogó hoy durante varias horas a Schettino, después de que en la noche del 13 de enero el barco, con 4.229 ocupantes a bordo, encallara a unos 500 metros de la isla toscana de Giglio, al chocar con unas rocas.