Al clásico "es la economía, estúpido", que con toda seguridad será el eje de la campaña para las elecciones presidenciales de noviembre del año que viene en EEUU, le ha salido competencia. En una decisión buscada por la Administración de Barack Obama, el Tribunal Supremo anunció ayer que estudiará un recurso presentado contra la reforma sanitaria, el mayor logro legislativo de Obama.

Aunque el Supremo tomará varias decisiones, la central será determinar si el Congreso excedió su autoridad al imponer en la ley sanitaria de marzo del 2010 la obligación de que los ciudadanos compren un seguro médico a partir del 2014. Eso es lo que denunciaron los fiscales generales de 26 estados y una federación de empresarios, que retaron la ley y ganaron en un tribunal inferior. Otro tema clave será decidir si declara inconstitucional el mandato.