El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó hoy que están "preparados para actuar con urgencia" a fin de proteger a la población libia ante los ataques del régimen de Muamar el Gadafi. En una declaración junto a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, con quien se reunió hoy en el palacio de Planalto en Brasilia, Obama aseguró: "el consenso es firme y nuestra determinación está clara". "El pueblo libio debe ser protegido. Sin un final a la violencia contra los civiles, nuestra coalición está preparada para actuar, y para actuar con urgencia", subrayó el presidente estadounidense. Los acontecimientos en Libia se han convertido en protagonistas al comienzo de una gira por América Latina que la Casa Blanca quería dedicar a subrayar la importancia de la región en el ámbito mundial y a la intensificación de las relaciones económicas y comerciales. Mientras las grandes potencias se reunían en París para ultimar los detalles de la zona de exclusión aérea sobre Libia, Obama, tras su llegada hoy a Brasilia y antes de su encuentro con Rousseff, se entrevistó con su consejero de Seguridad Nacional, Tom Donilon, para recibir las últimas informaciones sobre la situación. Los países participantes en la cumbre sobre Libia organizada en París se comprometieron a actuar colectivamente contra el régimen de Muamar el Gadafi para que se cumpla la resolución 1973 de la ONU. La cumbre concluyó con una breve intervención del presidente francés, Nicolas Sarkozy, en la que anunció que ya habían comenzado las operaciones militares contra el régimen libio y que aviones galos intervendrían contra blindados si atacaran a la población civil.