La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) advirtió hace dos años a Japón de que si se producía un terremoto importante en el país las centrales nucleares japonesas tendrían "un problema serio", según se desprende de unos cables estadounidenses filtrados por Wikileaks a los que ha tenido acceso el diario británico Telegraph- Según este cable, un experto de la AIEA manifestó su inquietud por que los reactores de las plantas niponas no estaban concebidos para resistir terremotos de una magnitud superior a los 7 grados en la escala de Richter. El seísmo que afectó el pasado viernes a Japón fue de una magnitud de nueve grados. Criterios obsoletos En una reunión del G-8 sobre seguridad nuclear celebrada precisamente en Tokio en el 2008, la agencia señaló que los criterios de seguridad de Japón eran obsoletos. El cable filtrado ahora por Wikileaks revela que el responsable entonces de la AIEA, Mohamed el Baradei, explicó en la reunión que las autoridades niponas "no habían revisado los criterios de seguridad nuclear más de tres veces en 35 años". Según el cable diplomático, Baradei apuntó igualmente que "seísmos recientes habían estado al límite de lo previsto por las centrales nucleares" y que se podía producir "un problema serio". Otro cable de Wikileaks fechado en el 2006 indica que el Gobierno japonés se opuso a la orden de un tribunal de cerrar una central nuclear en el oeste del país por sus dudas sobre su resistencia a un terremoto. Entonces la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón consideró que el reactor era "seguro" y que "todos los análisis sobre su seguridad habían sido realizados de manera apropiada".