En medio de su mensaje de menos de 10 minutos dirigido directamente a los franceses, Jacques Chirac pronunció ayer la frase más esperada: "No solicitaré vuestros votos para un nuevo mandato". Confirmada la resolución de la incógnita, el presidente de la República no expresó su apoyo al candidato al Elíseo de su partido, Nicolas Sarkozy, pero afirmó que en su momento expresará su "opción personal".

Chirac eligió la forma de un mensaje solemne por televisión para anunciar que no optará a un tercer mandato y ratificar así que su carrera política de 40 años terminará a medianoche del 16 de mayo.

Con una bandera de Francia a sus espaldas, en la que asomaban, sobre el color azul, las estrellas europeas, Chirac se dirigió a los franceses con emoción. "Amo a Francia apasionadamente", dijo, tras definir el país como "independiente y comprometido con la justicia y con la paz".

"Servir a Francia y a la paz es el compromiso de toda mi vida", enfatizó, y trazó un balance positivo de la defensa de los valores republicanos, como la laicidad, de la ampliación de los derechos de los discapacitados, de la lucha contra la inseguridad y la delincuencia, así como del combate contra el paro, "que no es una fatalidad", dijo. Señaló también que "Francia afirma su lugar en el mundo", pero no se adjudicó personalmente los logros de su presidencia. "Todo se ha hecho gracias a vosotros", les dijo.

"Ha llegado el momento de serviros de otra manera", afirmó antes de confirmar su retirada, la primera de un presidente de la Quinta República por decisión personal, ya que Charles de Gaulle se comprometió a dimitir si perdía el referendo de 1969, como ocurrió; Georges Pompidou murió en el cargo; Valéry Giscard d´Estaing fue derrotado en las urnas en 1981, y Fran§ois Mitterrand falleció meses después de cumplir su segundo mandato.

SEGUIR EL COMBATE Chirac proclamó que continuará su combate a favor de la justicia y de sus ideas. Aunque es difícil dada su edad, 74 años, se ha especulado con que aspiraría a convertirse en el secretario general de la ONU del medioambiente que ha promovido en sus últimos años en el Elíseo. Aunque es poco probable, Chirac, que perderá su inmunidad, puede verse implicado en dos sumarios sobre los empleos ficticios del Ayuntamiento de París cuando era edil.

LE PEN ATACA DURO Las primeras reacciones al mensaje fueron favorables, excepto la del líder del Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen, quien calificó a Chirac del "peor presidente de la historia de la República". La candidata socialista a las presidenciales, Ségol¨ne Royal, calificó su intervención de "momento histórico, porque se cierra una página de la historia de Francia". El centrista Fran§ois Bayrou elogió el fondo y la forma del mensaje.