Kiosco

Diario Córdoba

FERIA DE CÓRDOBA

El alcalde reivindica El Arenal como «espacio de convivencia y pluralidad»

Bellido agradece a la Corporación la unidad durante la pandemia y pide a los cordobeses responsabilidad en la diversión

47

Recepción del Ayuntamiento y PSOE en la Feria cordobesa. FRANCISCO GONZÁLEZ

La Feria de Córdoba, sin mascarillas, devuelve a la ciudad a la fiesta de la normalidad, --bendita normalidad--, después de tres años de simulacro de vida y pandemia. El Arenal acogió este primer sábado de feria sus primeras recepciones oficiales como muestra de ese regreso a la cotidiano. La primera de las recepciones fue la de la Caseta Municipal, donde el alcalde, José María Bellido, y la Corporación municipal casi al completo ofrecieron el primer brindis a representantes de colectivos e instituciones de la ciudad. 

El regidor hizo de anfitrión casi por primera vez en el mandato (es su primera feria oficial como alcalde), porque cuando se celebró esta recepción municipal en mayo del 2019 ya había ganado las elecciones municipales, pero aún no había sido el pleno de investidura. Por eso la recepción de hoy era especial y por eso el primer brindis del regidor fue para agradecer a los concejales de su equipo de gobierno, con Isabel Albás a la cabeza, y de la oposición (hubo representación ayer de todas las fuerzas políticas) y a las instituciones cordobesas en general el trabajo desarrollado en los años de la pandemia y «la unidad» esgrimida para salir de la crisis. «Hemos sacado esto adelante gracias a la unión de todos y lo hemos superado con nota», afirmó. 

Por otro lado, el alcalde recordó que la Feria de Córdoba pone el broche de oro al Mayo Festivo y pidió a los cordobeses que sigan demostrando cómo hacer esa vuelta a la normalidad «con responsabilidad y compromiso» y sin bajar del todo la guardia por el virus. 

Una feria de libertad y pluralidad

En este sentido, Bellido no solo reivindicó la vuelta de la normalidad en la Feria por lo que implica de vuelta al ocio y a la tradición, sino porque permite también recuperar El Arenal como «gran espacio de convivencia» después de meses donde las relaciones sociales se han visto afectadas por la pandemia. Por todo ello, el alcalde terminó reivindicando el modelo de feria cordobesa, que cada uno disfruta a su manera, una feria «de mucha libertad y pluralidad, pero que sobre todo disfrutamos todos juntos, sin distinciones, con unión, y siempre mirando al futuro».  

Casi todas las concejalas se vistieron de flamenca, con trajes que compitieron en belleza y original, la mayoría de ellos de diseñadores locales. También hay ediles, como Cristina Pedrajas, que se confeccionaron ellas mismas el vestido, o como quienes estaban locas por echarse un cante a lo Rosarillo, como Eva Contador. 

Por aquello de que estamos en precampaña de las elecciones autonómicas, también hubo candidatos en la recepción municipal como el consejero de Salud y número 1 del PP, Jesús Aguirre, que acudió acompañado por los también candidatos populares Antonio Repullo y Beatriz Jurado. 

Recepción en el PSOE

También asistió a la Caseta Municipal la secretaria del PSOE de Córdoba, Rafi Crespín, antes de irse a la caseta de La rosa para hacer ella misma de anfitriona y recibir al secretario general del PSOE-A y candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Espadas. Al también exalcalde de Sevilla le esperaba en la caseta de los socialistas la plana mayor del partido en Córdoba y el ministro de Agricultura, Luis Planas, que acudió al evento como «militante de base», y los miembros de la candidatura como Isabel Ambrosio, Antonio Ruiz, Ana Romero y Esteban Morales. 

Juan Espadas, que venía de la localidad de Antequera y continuaba por la tarde ruta electoral hacia Granada, aseguró que era «una satisfacción» estar en la Feria de Córdoba a pesar del calor «humano y meteorológico» para compartir un rato con los compañeros. Espadas recordó que el próximo 23 de mayo se celebran los 40 años de las primeras elecciones autonómicas en Andalucía, que ganaron por goleada los socialistas y afirmó que es «con ese espíritu de la autonomía y nuestra capacidad de autogobierno» con el que los andaluces deberán enfrentarse pronto a las urnas. «Este 19 de junio va a volver a ser un 28 de febrero», aseguró. También le preguntaron los compañeros de la prensa por la polémica sobre el empadronamiento de la candidata de Vox, Macarena Olona, en Salobreña (Granada), aunque Espadas se limitó a decir que quien hablará será la Junta Electoral que está analizando el caso. «Los socialistas estaremos a la espera del pronunciamiento de los órganos que tienen que decidir. Nosotros sí somos respetuosos con las normas y nosotros no vamos por ahí ni difundiendo informaciones falsas ni utilizando la falta de respeto ni la calumnia con los adversarios políticos. Hay una gran diferencia entre el PSOE y esa fuerza política», zanjó para ir a hidratarse un poquito.

Compartir el artículo

stats