Kiosco

Diario Córdoba

FERIA DE CÓRDOBA 2022

Más bella e inclusiva: debate sobre el futuro de la Feria de Córdoba

Mientras la renovación de El Arenal va muy ‘pasito a pasito’, la sociedad se adelanta impulsando un recinto ferial más inclusivo, solidario, igualitario y pensado para todos

Una infografía del proyecto que en su día propusieron las casetas Tradicionales. Infografía Proyecto de Actualización de la Urbanización del Recinto Ferial de Córdoba Feria

Mientras que formalmente la Feria de Córdoba está de paso’ (sorpréndanse), ya que su instalación según el PGOU y el Plan Especial de El Arenal es desde hace dos décadas ‘provisional’, llama la atención cómo la evolución de la sociedad sí que va tirando del carro y, pasito a pasito, creando esa Feria del futuro aún más bella, más segura, inclusiva, igualitaria y solidaria. Aunque aún estemos lejos, como se ha dicho, de proyectos que se vienen propugnando para que en lo material, desde el pavimento hasta la posibilidad de casetas permanentes, configuren ese futuro Arenal.

En todo caso, las reivindicaciones de los colectivos, especialmente en la última década y que ya por fin se consensúan en la Comisión de la Feria, caminan hacia una nueva fiesta. Un primer paso para ello ha sido la inversión este año de 887.775 euros en la mejora de la calle del Potro, que tendría continuidad nuevos trabajos. Al menos, hasta la cota cero, hasta el pavimento, y adelantando todo lo posible para que en un futuro, si se decidiese, se permitan instalaciones permanentes que abaraten el derroche que requiere cada año levantar una carpa.

En este proyecto hay que citar como impulsora a la Asociación de Casetas Tradicionales (ACT), con las ideas muy claras desde hace tiempo, ya en el 2005, con una iniciativa que incluso perfilaron a través de profesionales con un cambio radical del recinto y que supondría una inversión de 7 millones de euros. Este impulso sigue presenten en la Comisión de Feria o, como ocurrió en 2020, donando al Ayuntamiento el proyecto de reforma de la calle del Potro.

La Calle del Infierno estará en silencio el lunes y martes por la tarde para el disfrute de personas autistas

decoration

Mientras tanto, y afortunadamente, la propia sociedad fija mejoras en la fiesta, como lo fue hace un lustro el primer protocolo para que mujeres agredidas por actitudes sexistas y machistas puedan encontrar ayuda en la Feria en determinados puntos. No se trata de, simplemente, proteger a la mujer en un trance difícil ni de que los colaboradores asuman un riesgo, sino de una serie de puntos en casetas en donde encontrar ayuda directa o informativa donde todo está muy pensado para que, en primer término, frenar el acoso y, en segundo, permitir que los servicios de seguridad del estado e instituciones competentes hagan mejor su trabajo. El protocolo ha mejorado este año y al mismo se han sumado 20 casetas: La del PCA, hermandad de la Sagrada Familia (Cajasur), PSOE, UGT, Asociación de Doma y Enganche y CCOO, en la calle Guadalquivir; ASPA, PTV y ALME, en la calle Judería; El Esparraguero, en la calle Puente Romano; Colega y Bomberos, en la calle Corredera; Alcer, en la calle Los Patio; hermandades de la Veracruz y Misericordia, la Casa de Castilla-La Mancha, El Corte Inglés y La Quadra, en la calle Tendillas; Trabajadores del Cosmos, en la calle Cristo de los Faroles, y en la Caseta Municipal.

Más allá, también se sigue caminando hacia el 100% de la inclusión facilitando el acceso a colectivos. Por ejemplo, para personas con discapacidad visual que pueden usar el código Navilens en toda la publicidad de la Feria para  acceder a la información (además de ser muy útil al turismo al poderse traducir a 34 idiomas diferentes), mientras que las personas con distinto grado de autismo, a los que el ruido excesivo les supone todo un problema, podrán encontrarse en silencio la Calle del Infierno de 16.00 a 21.00 horas el lunes y martes de Feria. Otra novedad este año es la instalación de cuatro WC practicables en las calles del Potro y Guadalquivir.

También, por segundo año, El Arenal acoge una caseta para celiacos (calle Judería), mientras que más ediciones lleva en marcha distintas opciones para aparcar para personas con movilidad reducida o plazas en el tren neumático para personas usuarias de sillas de ruedas.

Compartir el artículo

stats