Alumnos de secundaria y del segundo ciclo de primaria llevaron a cabo la segunda edición de esta iniciativa, que cuenta con la colaboración del Parlamento Europeo y en la que cada clase se encargó de representar la cultura de un país a partir de vídeos, gastronomía y exhibiciones.