La séptima Fiesta de la Vendimia en Córdoba, organizada por el Consejo Regulador DOP Montilla-Moriles en conjunto con la Ruta del Vino Montilla Moriles y taberna La Montillana, se celebró ayer en el bulevar del Gran Capìtán para promocionar los vinos y la cultura vitivinícola cordobesa desde las 20.00 hasta las 23.00 horas.

A la inauguración asistieron representantes del sector vitivinícola y de municipios que se encuentran dentro de la Denominación de Origen Montilla Moriles. Posteriormente se recreó la tradicional pisado de uva de la mano del Ayuntamiento de Montilla.

En la cata dirigida gratuita para unas 50 personas aproximadamente con previa inscripción, se cataron vinos de tres bodegas diferentes (Bodegas Toro Albalá de Aguilar de la Frontera, Bodegas Pérez Barquero de Montilla y Bodegas Robles con sus vinos ecológicos). Para disfrutar después de una demostración del arte de la venencia, a cargo de Rafa Fernández de la Escuela de Venencia de Moriles.

Los más pequeños también tuvieron su taller de venencia y el ya esperado, divertido y tradicional pisado de uva. Mientras que el Ayuntamiento de La Rambla mostró a todos los asistentes uno de sus aspectos más característicos de la localidad; su vinculación con el mundo de la cerámica y de la alfarería. A la misma vez que el salmorejo y la mazamorra, de la taberna La Montillana, se ofrecían gratuitamente al público en un perfecto maridaje con los vinos de la Cooperativa La Unión de Montilla.