El consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía, Leocadio Marín, afirmó ayer en Córdoba que, seguramente, tras las lluvias caídas, la temporada de riego no concluirá el próximo 1 de julio, sino que continuará hasta mediados de agosto. También señaló que el nuevo volumen alcanzado por los pantanos no supone un crecimiento alto y que las lluvias alejan el peligro de incendios en la comunidad autónoma.

Cajasur obtiene en el ejercicio de 1991 los mayores beneficios de su historia

La empresa de transportes urbanos Aucorsa pierde dos millones de pesetas diarios