Ha fallecido en Lucena, a los 68 años de edad, el conocido empresario local Pablo Espejo Casado. Estaba casado con María Dolores Reyes y tenía cuatro hijos: Pablo, Alberto, Francisco Javier y María Dolores, y ocho nietos.

Pablo Espejo pertenece a una destacada familia de empresarios lucentinos del sector de la madera y a lo largo de su vida estuvo al frente de varias firmas de este gremio, eje de la economía local en las últimas décadas. Con la ayuda de su padre, Gregorio Espejo Guillén, empezó junto con sus hermanos con una empresa dedicada a la tapicería de muebles en la calle Ancha para instalarse después, ya en el año 1972 en la carretera de Cabra. Posteriormente, cada uno de los hermanos varones, Pablo, Francisco y Gregorio, comienza a desarrollar sus propias iniciativas empresariales. Así, Pablo montó a lo largo de su vida distintos negocios, como Taesca, dedicada a los tableros, P. Espejo y Artelmu, de fabricación de muebles, Promociones Alyussana, Plaza Inmobiliaria Financiera y Speimo Lucena, del sector inmobiliario, Industrial Agraria Andaluza, exportadora de aceitunas de mesa, Muebles Famyd, gran tienda de muebles y Gestimobel Europa, del sector de energías renovables.

Era una persona que poseía una gran capacidad de trabajo y una constante inquietud de cara a la innovación, que le hacían estar siempre al tanto de las nuevas tendencias del mercado y anticiparse a las mismas asumiendo así nuevos proyectos. Su funeral por su eterno descanso se celebró ayer a las cinco y media de la tarde en la iglesia parroquial de San Mateo, de Lucena, y fue una gran manifestación de duelo. JUAN A. FERNANDEZ