Los amantes a los monólogos cómicos tienen una oportunidad para desarrollarlos, tanto si son propios como adaptados.