Los tradicionales cines de verano cordobeses (Coliseo San Andrés, Delicias, Fuenseca, Olimpia y la Plaza de Toros) ofrecen una cartelera variada para estos meses de julio y agosto. Estos espacios al aire libre dentro del casco histórico son muy populares ya que se permite, durante la proyección, consumir bocadillos, aperitivos y bebidas, tanto si los lleva particularmente el espectador como si se compran en el servicio de bar con el que cada cine cuenta. La calidad de proyección y sonido sobre amplias pantallas es excelente y la programación está basada en estrenos de temporada y clásicos del cine de todos los tiempos. Hay dos sesiones: la primera a las 22.00 horas y la segunda a las 0.15 horas.