Hoy contemplamos el mismo paisaje de casas y tejados pero sin la división de la cruz. A la derecha ha abierto un hipermercado y al fondo se aprecia el crecimiento de Peñarroya con nuevas edificaciones. El peñón, símbolo del municipio, sigue dominando desde su grandiosa altura el paso del tiempo y cumple a rajatabla su dicho: "Cuando el peñón tiene capa, Peñarroya no se escapa", es decir, hay lluvias aseguradas.