Los componentes del coro de la hermandad de Linares de Córdoba y algunos de sus familiares y amigos hicieron recientemente un viaje a la aldea del Rocío, donde, tras visitar su ermita, disfrutaron de una larga y divertida jornada de convivencia.