El principal medio de comunicación de Luque hasta 1980 fue el tren del aceite, que hacía su recorrido entre Linares y Puente Genil, siendo la estación de Luque (a unos 3 kms. del centro) de gran importancia. En torno a ella se configuró una barriada. El tren no solo recogía el oro líquido luqueño, sino que además traía pasajeros y el correo, que se encargaba de subir hasta el pueblo Antonio el Peatón.