El rey Felipe VI ha cerrado este martes la segunda ronda de contactos con los grupos parlamentarios entrevistándose con el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. Tras la reunión entre ambos, Feijóo ha comparecido ante la prensa en el Congreso donde, ya dando por hecho que Pedro Sánchez iba a ser el nuevo candidado designado por el Rey (como se ha confirmado poco después), ha lamentado que a los españoles les esperan semanas de "oscuras negociaciones" y "mentiras" del político socialista y sus socios.

"No habrá institución gubernamental, principio democrático o recurso de los españoles que no sea susceptible de ser subastado", ha asegurado ante los medios de comunicación. En su opinión, Carles Puigdemont (Junts) es como el director de una "obra de teatro" en la que ve a Sánchez como un mero "actor de reparto", pendiente de las decisiones que tome el dirigente independentista desde Waterloo (Bélgica), adelanto electoral incluido. "Veremos cuál es el nivel que le dan al actor de reparto”, ha afirmado insistiendo una y otra vez en que es el líder de Junts el que tiene el mando en la gobernabilidad de España. 

En una larga intervención inicial, el líder del PP ha contado que ha trasladado tres "reflexiones" a Felipe VI. La primera, que hace una "valoración positiva" del debate de investidura de la semana pasada, en la que Feijóo no logró los apoyos necesarios; la segunda, que tendrá un respeto "absoluto" a la decisión que adopte el jefe del Estado si nombra a Sánchez; y, la tercera, que con su discurso para intentar ser presidente del martes pasado ha mantenido "la dignidad de la nación".

La presidenta de la Mesa del Congreso, Francina Armengol, se ha visto con Felipe VI a continuación y sobre las dos y cuarto ha comunicado que el Rey ha designado oficialmente a Sánchez como candidato a la investidura. Armengol no ha aclarado la fecha de ese nuevo debate; lo hará después de hablar con el dirigente socialista, como hizo con Feijóo, con el que acordó cuántas semanas quería de margen para intentar sumar apoyos a su candidatura.

“Yo no he aceptado los requisitos"

Según ha dicho el líder gallego, España está “en la casilla de salida” del día en el que compareció Puigdemont desde Bruselas para explicar las exigencias de su partido. “Estamos donde estábamos porque yo no he aceptado los requisitos. Y por eso no soy el presidente del Gobierno hoy. Quien los acepte puede serlo”, ha afirmado, reforzando la idea de que él podría haber contentado las peticiones independentistas, entre otras la amnistía y el referéndum de independencia. Tanto los socialistas como el PNV le han recordado estos días al líder del PP que, si hubiera hecho esas concesiones a los soberanistas, habrían saltado de la ecuación los 33 'síes' de Vox y, por tanto, tampoco habría podido ser presidente del Gobierno.

Feijóo ha denunciado que los apoyos de Sánchez (ERC, EH Bildu, Junts y PNV, entre otros) se puedan sustentar en quienes “no aceptan la legitimidad de la Monarquía Constitucional, ni la Constitución, ni las reglas de juego”. El líder del PP ha considera que los intereses de todos esos socios conforman “una mayoría negativa a la Constitución, al Estado de derecho y a los intereses generales de los españoles”.