Mesa de diálogo

El PSOE rechazó el uso del catalán en el Congreso y ahora quiere impulsarlo en el Parlamento Europeo

Bolaños anuncia que ampliarán el derecho de los representantes políticos a usar las lenguas cooficiales, pero tumbaron una propuesta similar en la Cámara Baja | El ministro de la Presidencia aseguran que solicitarán a la Eurocámara que el catalán sea reconocido como lengua de uso en los plenos

El PSOE rechazó el uso del catalán en el Congreso y ahora quiere impulsarlo en el Parlamento Europeo.

El PSOE rechazó el uso del catalán en el Congreso y ahora quiere impulsarlo en el Parlamento Europeo.

Miguel Ángel Rodríguez

"Vamos a ampliar el derecho de los representantes de la ciudadanía española a realizar su labor en todas las lenguas cooficiales", ha sentenciado el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, resumiendo uno de los acuerdos que se han alcanzado en la mesa de diálogo con la Generalitat. Las palabras del dirigente socialista contrastan con el 'no' del PSOE a una reforma del reglamento del Congreso debatida hace poco más de un mes para que los diputados pudieran hacer uso del catalán, el euskera o el gallego desde la tribuna de oradores o registrar las iniciativas en estas lenguas. Sin embargo, ahora, Bolaños ha asegurado que trabajarán para que el catalán sí pueda ser empleado por los político, pero no en la Cámara Baja, sino en el Parlamento Europeo.

Los socios del Gobierno y Unidas Podemos registraron en el mes de mayo una proposición para reformar el reglamento del Congreso para que los diputados pudieran intervenir tanto en el pleno como en las comisiones "en cualquiera de las lenguas oficiales y reconocidas estatutariamente", así como a poder "presentar los escritos y documentos de índole parlamentaria en cualquiera de dichas lenguas". La iniciativa fue rechazada porque el PSOE, alineándose con PP, Vox y Cs, se opuso.

Sin embargo, este martes, Bolaños ha reivindicado el acuerdo alcanzado en la mesa de diálogo para "la protección y el impulso de la lengua catalana a todos los niveles". A renglón seguido, mientras explicaba cada una de las vertientes concretas del pacto, se ha referido a la acción de los representantes políticos. Eso sí, no ha nombrado a los diputados, aunque sí a los senadores. El ministro de la Presidencia ha asegurado que se revisará el reglamento de la Cámara Alta. No obstante, desde el 2010, ya se contempla su uso para defender mociones en el pleno, que no en la tramitación de leyes, y para registrar iniciativas, siempre y cuando sean presentadas además en castellano.

Lo más sorprendente es que el ministro de la Presidencia haya anunciado la intención de solicitar al Parlamento Europeo "la consideración del catalán como lengua de uso en el pleno". En concreto, el reglamento de la eurocámara contempla solo el uso de las lengua oficial de cada país que forma parte de la Unión Europea. Actualmente, tiene reconocidas 24 lenguas que se pueden emplear en los plenos y, además, todos los documentos se publican en cada una de ellas.