El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, ha defendido este martes los abucheos al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, porque, según ha dicho, "la gente pita la ineptitud, la mentira y la radicalidad". Por su parte, el jefe del Ejecutivo ha acusado a los 'populares' de "legitimar" los insultos contra él.

En la sesión de control al Gobierno en el Senado, Maroto ha aprovechado una pregunta a Sánchez sobre el incremento en el precio de la luz para sacar a colación los abucheos y los pitos al presidente del Gobierno durante el desfile del 12 de octubre.

El PP defiende los abucheos a Sánchez: “La gente pita la ineptitud, la mentira y la radicalidad” Agencia ATLAS | Foto: EFE

Además, ha recriminado al jefe del Ejecutivo un vídeo en el que, según ha dicho, "sus colaboradores riñen a personas porque decían que ya habían quedado en que Sánchez venía a verles solo si no se les pitaba".

"Señor Sánchez, dinero a cambio de que no le piten, ya puede poner en el próximo desfile del 12 de octubre las vallas a 500 metros o seguir escondiéndose detras del Rey, pero la gente pita la ineptitud, la mentira y la radicalidad, y usted, señor Sánchez, lleva las tres escritas en la cara", ha asegurado Maroto.

Ante esto, Sánchez ha declarado que no tiene "ningún problema" en que le griten o abucheen, aunque "otra cosa es el insulto". Por ello, ha rechazado que "el principal partido de la oposición legitime con sus palabras en esta sede los insultos".

"Me parece absolutamente contraproducente", ha subrayado el jefe del Ejecutivo, que ha recordado a Maroto que el líder del PP, Pablo Casado, ya defendió también los abucheos a Sánchez la semana pasada en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

Y es que, según Sánchez, al PP "siempre le pasa lo mismo": "Cuando están en la oposición, ningún presidente socialista es legítimo para gobernar este país". Por ello, ha proclamado que la bancada socialista "tiene el mismo derecho que la bancada 'popular' a gobernar España".

Factura de la luz

Además, el presidente ha asegurado que los españoles, cuando llegue el mes de diciembre, verán que la factura de la luz se habrá reducido en un 61% y los costes fijos, en un 50%, gracias a las medidas que ha tomado el Gobierno en los últimos meses.

"Es un problema que ocupa porque preocupa al Gobierno de España", ha remarcado en la sesión de control al Ejecutivo en la Cámara Alta, tras asegurar que las medidas impulsadas hasta ahora están siendo "eficaces" y recalcar su compromiso de que a final de año los españoles pagarán un promedio semejante, descontada la inflación, a lo que se pagó en 2018.

Las palabras de Sánchez respondían así al senador popular, Javier Maroto, quien ha criticado que las medidas que ha tomado el Gobierno para atajar la subida de la factura de la luz por la escalada de precios en el mercado mayorista de la electricidad "no están siendo efectivas".

El senador popular ha criticado a Sánchez de "disfrazarse" como el personaje de cuento "Robin Hood" al aprobar una medida "populista e ineficaz" con el recorte al beneficio de las eléctricas.

"Usted pretendió disfrazarse de Robin Hood y, como el personaje del cuento, saquear los beneficios de las oscuras eléctricas y después repartirlo entre el oprimido ciudadano. Usted era el bueno y los demás éramos los malos. Si ese cuento fuese tan fácil, yo le acompañaría a usted en esa cruzada, pero el cuento no le ha salido así. Más bien le ha salido el tiro por la culata", le ha espetado el popular.

Frente a esto, el presidente ha vuelto a insistir en que este problema no es únicamente de España, sino que también afecta al conjunto de Europa. Como ejemplo, Sánchez ha señalado que de enero a septiembre el precio de la energía ha aumentado un 61,7% en Italia, casi un 60% en Alemania, un 56% en Francia y en España lo ha hecho un 61%.

Pese a ello, Maroto ha recordado que la propuesta de los populares es que, en un momento excepcional como éste, todo lo que se paga en el recibo de la luz y no son costes puedan sufragarse desde el Presupuesto General del Estado, lo que supondría un ahorro inmediato de entre un 20% y un 30% en el recibo de los españoles, según el PP.

En cambio, Sánchez le ha recordado que España tendrá que pagar unos 10.000 millones de euros por los laudos que quedaron pendientes como consecuencia de las medidas del Gobierno del PP de carácter retroactivo que frenaron el desarrollo de las renovables.

Y en contraposición, el presidente ha puesto en valor el plan del Gobierno para reducir la factura y contribuir con la sostenibilidad y el medioambiente. Entre ellas, ha destacado las medidas estructurales impulsando energías renovables y el autoconsumo. Sobre esto, se ha congratulado de haber derogado el llamado "impuesto al sol" que pusieron en marcha desde el PP.

Además, ha puesto en valor el impulso del Fondo de Nacional de Sostenibilidad del sistema eléctrico, en tramitación parlamentaria, que saca de la factura eléctrica una parte de los costes regulados y los traspasa a las empresas que venden energía, tanto la eléctrica como el gas y el petróleo. "Esto no se llama Robin Hood, sino redistribución y reparto equitativo de las cargas entre consumidores y empresas", ha enfatizado.

El presidente ha achacado al PP no haber votado a favor de estas medidas e incluso posicionarse en contra y le ha pedido, como "partido de Estado que ha cometido errores", sentido de Estado y apoyo a la gente que lo está pasando mal.