El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha partido poco después de las 18.15 horas de Ceuta hacia Melilla, tras concluir su visita de poco más de una hora a la ciudad ceutí, donde mantuvo una reunión con el presidente de la ciudad Juan Jesús Vivas, y visitó el Centro de Coordinación de la frontera del Tarajal en plena crisis migratoria que se vive en el lugar.

Acompañado por el ministro de Interios, Fernando Grande Marlaska, Pedro Sánchez llegó a Ceuta poco antes de las 17 horas local, en una helicóptero, donde fue recibido por la delegada del Gobierno en Ceuta, Salvadora Mateos.

Vivas agradece a Sánchez su compromiso

Vivas ha agradecido a Pedro Sánchez y a Fernando Grande-Marlaska su viaje a la ciudad autónoma en unos momentos "especialmente difíciles" y les ha agradecido su compromiso para "garantizar la seguridad de las fronteras y la integridad territorial".

Según ha informado el Gobierno ceutí en un comunicado, el jefe del Gobierno autonómico ha calificado de "muy satisfactoria" la reunión mantenida esta tarde con Sánchez y Grande-Marlaska, en la que también ha participado la vicepresidenta primera de la Ciudad y consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mabel Deu (PP), y Salvadora Mateos.

Vivas ha señalado que el presidente del Gobierno y el ministro del Interior han expresado "el firme propósito de transmitir confianza a los ceutíes" y "garantizar la seguridad de las fronteras, la integridad territorial y la soberanía nacional".

También ha destacado que esta presencia deja claro el "compromiso del Estado en la defensa común de preservar nuestras fronteras", algo que ha agradecido en nombre de todos los ceutíes.

El presidente de la Ciudad ha transmitido además que es tiempo de "la unidad, el comportamiento responsable y la lealtad institucional".

Sánchez, abucheado a su llegada

El presidente ha sido recibido a su llegada a Ceuta con gritos e insultos por parte de un grupo de alrededor de medio centenar de personas que le esperaba, primero, a la salida del helipuerto de la ciudad autónoma, en el parque Juan Carlos I, y después, a las afueras del Palacio Autonómico donde se ha reunido con Vivas.

Gritos de "dimisión" y abucheos a Pedro Sánchez a su llegada a Ceuta Agencia ATLAS / EFE

Sánchez ha llegado en torno a las 17.00 horas en helicóptero a Ceuta y, al abandonar el helipuerto en coche junto a Marlaska, ha sido increpado por las personas allí congregadas, que portaban una gran bandera de España. Alguno de los manifestantes ha logrado incluso saltarse el cordón policial para acercarse a aporrear uno de los coches oficiales, pero sin consecuencias. Además de los improperios contra Sánchez y Grande-Marlaska, los manifestantes también han insultado a los profesionales de los medios de comunicación.

La situación se han repetido al llegar la comitiva de Sánchez a la sede del gobierno autonómico de Ceuta, donde los representantes del Ejecutivo central se han reunido con Vivas para analizar la crisis migratoria. 

El Rey trasmite su solidaridad al presidente de Ceuta

Por su parte, Juan Jesús Vivas ha recibido esta tarde una llamada telefónica del rey Felipe VI, quien se ha interesado por la situación de la ciudad con la crisis migratoria y le ha transmitido su ánimo y solidaridad.

Según ha informado el Gobierno ceutí, el Rey ha transmitido a Juan Jesús Vivas su "solidaridad y un mensaje de ánimo a la ciudadanía"..

La frontera de Ceuta se ha blindado este martes con decenas de policías, guardias civiles y militares con tanquetas para evitar la llegada ilegal de inmigrantes después de la entrada masiva en las últimas horas de 6.000 personas -de las que 2.700 ya han sido devueltas- que accedieron por la playa del Tarajal.