Perfil del nuevo presidente de RTVE

José Manuel Pérez Tornero, el creador de la televisión educativa en España

Periodista y catedrático de la UAB, ha sido responsable de programas históricos como 'La aventura del saber'. Defiende una radiotelevisión pública de servicio, "más pluralista" y con "independencia profesional"

José Manuel Pérez Tornero, el creador de la televisión educativa en España

José Manuel Pérez Tornero, el creador de la televisión educativa en España

José Manuel Pérez Tornero, el futuro presidente de RTVE, es periodista, catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), consultor de la UNESCO y la UE en servicios públicos audiovisuales y alfabetización digital, y lleva en esencia haber sido responsable de programas culturales y educativos de TVE, como el histórico 'La aventura del saber'.

Pérez Tornero, de 67 años y licenciado en Ciencias de la Comunicación y en Filología Hispánica, ha dirigido el grupo de investigación Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB, el Observatorio para la innovación de informativos (RTVE-UAB), OI2; y el EduMediaLab, laboratorio dedicado a investigar sobre innovación en periodismo, comunicación y educación. Ha trabajado en proyectos y programas en televisiones nacionales e internacionales (en el sector público y privado) en diversas funciones, y ha dirigido diversos proyectos de innovación digital en materia de comunicación interactiva audiovisual.

En España, ha desarrollado su tarea profesional en RTVE, en televisiones autonómicas y ha asesorado a diversos proyectos de canales temáticos privados. Fue creador de la Televisión Educativa en TVE con 'La aventura del saber', un programa que permanece desde los años 90 hasta la actualidad, y también en la televisión pública asesoró programas infantiles y educativos.

Defensor de la TV pública y educativa

Pérez Tornero figuraba en el tercer puesto en la lista de comparecientes en la comisión de Nombramientos del Congreso de los Diputados. Compareció el pasado 13 de enero y comenzó su intervención diciendo que la cuestión de la radiotelevisión pública "es una piedra angular en la esfera pública democrática". Defendía una RTVE "más pluralista" y con "independencia profesional". "Entiendo que la radiotelevisión pública por mandato constitucional depende del Estado, depende directamente de las Cortes, tiene que tener su independencia profesional, y creo que es compatible con la misión que se le encomienda en toda la legalidad", dijo.

También apostó por la necesaria consolidación de una nueva imagen de Radiotelevisión Española, que cumpla un servicio y que se identifique con las necesidades de los ciudadanos, haciéndolo con transparencia y con honestidad. Su proyecto fue calificado con la quinta mejor nota.

"La educación es todo"

En esa intervención, contestaba a un diputado que se interesaba por la cuestión cultural-educativa y por qué fallaba en las audiencias. "Creo que porque no nos hemos dado cuenta y no hemos tenido el coraje de saber que la educación es todo, que se aprende en un programa de entretenimiento, en un programa de ficción y que la educación debería ser una transversal que asumiese cualquier programa", apuntaba. Y añadía: "Si tuviéramos en cuenta esto, dedicaríamos tantos recursos a los programas formales de entretenimiento como a los no formales, y cambiaríamos un poco las apuestas de construcción del imaginario social". También abogaba por explorar nuevas fórmulas y nuevos formatos, a través de las posibilidades que ofrece la digitalización.

En cuanto al modelo de financiación, consideraba que está vinculado con lo que las Cortes le encomienden a RTVE en el próximo mandato marco, es decir qué servicios le pide, y así se podrán evaluar los costes, pero por la experiencia vivida, en su opinión, "no estamos en principio en un mal sistema". "Cobrar de las tasas, de los beneficios de las de pago, y con lo que viene de las plataformas, probablemente pueda ser uno de los sistemas más estables en Europa en el futuro si se hace en proporción a los servicios del mandato marco", dijo Pérez.

Su comparecencia la terminaba con un mensaje de esperanza para que RTVE recuperase liderazgo y audiencia: "Sabemos, queremos y podemos hacerlo, un mensaje que entusiasme a los trabajadores porque yo entiendo que la interinidad no es buena. Si se acaba la interinidad y se abre un nuevo liderazgo compartido, el cambio desde mi punto de vista no será fácil, pero está seguro".