Jordi Pujol Ferrusola e Ignacio González comparten desde el martes prisión en Soto del Real. El hijo del expresidente catalán y el exjefe del Gobierno de la Comunidad de Madrid son dos de los presos ilustres de la cárcel madrileña en la que también conviven muchos VIPS como Gerardo Díaz Ferrán, expresidente de la CEOE, o Mario Conde, exbanquero y actual bibliotecario del centro penitenciario.

Construida en 1995, Soto del Real es la cárcel de referencia de la Audiencia Nacional, a la que suele mandar a los presos preventivos. En los últimos tiempos han desfilado banqueros, políticos y hombres de negocios encausados por la lacra de la corrupción. Sin ir más lejos, el bibliotecario es el mismísimo Conde. El exbanquero fue nombrado hace casi un año responsable de la biblioteca de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) del centro penitenciario, donde se encuentra interno desde el 13 de abril del año pasado.

Entre los compañeros de Conde se encuentra Díaz Ferrán quien, a diferencia del exbanquero, sí ha pasado por otros destinos antes de acabar en el módulo 10. Miguel Bernad, expresidente de Manos Limpias, tuvo que ser trasladado a otra cárcel -Madrid 4- después de un enfrentamiento con Díaz Ferrán en el patio.

Luis Bárcenas también estuvo 19 meses en la prisión VIP. Los líderes de Gürtel, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, el Bigotes, solicitaron en febrero su traslado a esta cárcel, más modernas que las de Valdemoro. Francisco Correa pasó allí más de tres años.