La primera toma de contacto para acordar un amplio paquete de medidas anticorrupción no pudo empezar ayer con peor pie. El PSOE e UPD plantaron al secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, en la primera reunión destinada a recabar la opinión de los grupos parlamentarios sobre el paquete legislativo que Rajoy anunció como respuesta al caso Bárcenas . Tanto los socialistas como el partido liderado por Rosa Díez alegaron que un asunto de tanta trascendencia no se puede despachar en una cita improvisada y convocada a última hora "por teléfono" y con la clara intención de que el PP pueda hacerse "una foto", en palabras de la socialista Soraya Rodríguez. IU sí asistió, pero no aprueba un paquete de leyes de "punto final" que tape los tejemanejes de Bárcenas. CiU sí se mostró ayer dispuesto a llegar a acuerdos.