El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz, negó ayer en el Congreso que Corinna zu Sayn-Wittgenstein haya ayudado al Gobierno en "asuntos clasificados", como ella misma afirmó en una entrevista, y rechazó que el servicio de espionaje le haya dado protección en España.

El general también descartó en su comparecencia que el CNI haya pedido la colaboración de la agencia de detectives Método 3 y se reafirmó en que el hacker Matías Bevilacqua trabajó para el CNI solo hasta el 2008, por lo que los encargos nada tuvieron que ver, afirmó, con el caso Urdangarin .

Ese no como respuesta a los tres asuntos que se abordaron en la comisión de gastos reservados llevó a algunos de los pocos diputados que asistieron a la reunión a poner en duda, en privado, la palabra del jefe de los espías. Sobre todo en el asunto de Corinna, una empresaria amiga del Rey que ha pasado temporadas en Madrid en los últimos años.

MAS INFORMACION La lobista, durante varios años al frente de Apollonia Associates, aseguró a The New York Times en septiembre que es una "asesora estratégica del Gobierno español", una idea que reafirmó en El Mundo , cuando aseguró que ha prestado ayuda al Ejecutivo español siempre que se le ha pedido, de manera "delicada" y "confidencial".

Los diputados de la exclusiva comisión, Alfonso Alonso (PP), Soraya Rodríguez (PSOE), Josep Antoni Duran Lleida (CiU), Cayo Lara (IU), Rosa Díez (UPD) y Aitor Esteban (PNV), pudieron escuchar al general decir que el CNI no ha dado escolta a Corinna, porque no es una función del Centro en ningún caso, y también que no le ha hecho ningún encargo delicado.

No obstante, Sanz dejó abierta la puerta a que el Ejecutivo de Mariano Rajoy y el de José Luis Rodríguez Zapatero sí hayan solicitado sus servicios como lobista. Y a eso se agarró Lara, que a la salida de la comisión reclamó más información a los dos gobiernos y a la Casa del Rey.

EN 'LA ANGORRILLA' De hecho, el líder de IU pidió que, si lo que dice la princesa alemana es mentira, el Gobierno debe "tomar algún tipo de medida". Este diario ha confirmado que Corinna viajó en el avión con los Reyes a Riad en el 2006, para poner en marcha un fondo de inversión hispano-saudí, y también ayudó a que las empresas españolas lograron el contrato del AVE a La Meca.

Sanz tampoco arrojó nada de luz sobre el alojamiento de la empresaria. Según algunas fuentes, ha vivido en La Angorrilla , una finca cercana a la Zarzuela y que está a disposición de la jefatura del Estado, por lo que solo esta institución tiene información de lo que ocurre dentro. Según fuentes diplomáticas, en los últimos años el Rey ha cedido La Angorrilla y otros inmuebles en el Pardo a varios invitados, entre ellos destacados dirigentes internacionales.

INTEGRISMO ISLAMICO Respecto al espionaje en Cataluña, según algunos de los presentes, Sanz declaró que el CNI nunca ha contratado a Método 3, aunque esta empresa sí que se ofreció al Centro Nacional de Inteligencia. Ante las preguntas de Duran, el general negó que en los últimos meses haya aumentado el número de agentes del Centro en Cataluña por el impulso del soberanismo, y añadió que en los últimos años solo se ha reforzado la división del integrismo islámico.

Sobre los informes que enturbiaron la campaña electoral catalana, el jefe de los espías dijo que el CNI no ha tenido nada que ver y que él solo tuvo conocimiento cuando los vio en "un enlace de consultas externas", explicó uno de los diputados.

Sanz también descartó que el hacker Bevilacqua haya trabajado para el Centro en relación con el caso Urdangarin , aunque este diario tiene constancia de que facturó trabajos a este organismo hasta 2012.