El extesorero del PP Luis Bárcenas acudió al notario el pasado 14 de diciembre para dejar constancia de los donativos que el Partido Popular recibió entre los años 1994 y 2009. Según un informe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) que el miércoles llegó a manos del juez que instruye el caso Gürtel , Pablo Ruz, Bárcenas aquel día aportó una "cuenta analítica" que refleja "con detalle los nombres de los donantes y los perceptores de fondos".

El plural utilizado en el informe ("perceptores") es motivo de polémica y no pudo ser aclarado por la dirección del PP, que anoche optó por guardar silencio oficialmente aunque en la sede de la calle de Génova algunos quieren ver un episodio más de la estrategia del chantaje de su extesorero. En las últimas semanas, varias informaciones periodísticas han denunciado el supuesto pago de sobresueldos en dinero negro a los dirigentes del PP, incluido su presidente, Mariano Rajoy.

La cúpula del partido ha negado que sus dirigentes se hayan repartido los donativos aportados por empresas en agradecimiento a la adjudicación de contratos. Fuentes jurídicas explicaron que cuando un notario percibe un delito flagrante está obligado a denunciarlo, algo que, según estas fuentes, no ha ocurrido en este caso. El notario que atendió a Bárcenas deberá remitir el acta al juez, si este se lo pidiese. Un acta que ha puesto aún más en vilo al PP y a Rajoy.

TAMBIEN LAPUERTA En la visita a la notaría, el exsenador aseguró que el control de los donativos entre 1994 y el 2009 era responsabilidad de él y de Alvaro Lapuerta Quintero. Bárcenas ejerció como gerente del partido cuando Lapuerta era su tesorero.

El acta se levantó un mes antes de que se hiciera público que el extesorero tenía una cuenta de 22 millones de euros en Suiza y aproximadamente unos 15 días después de que el Ministerio de Justicia remitiese al juez la comisión rogatoria enviada por las autoridades helvéticas.

La policía ha incluido estos datos sobre el notario en un informe de 213 páginas sobre el análisis de los fondos que Bárcenas tuvo en Suiza, y de los que el próximo lunes deberá dar explicaciones ante el juez Ruz.

La UDEF señala en el documento, además, que el extesorero se alió con Francisco Correa, cabecilla de la trama Gürtel, y Pablo Crespo, exdirigente del PP gallego y número dos de la red, para crear empresas ad hoc que pudieran ejecutar proyectos que ellos ayudaban a conseguir por sus contactos políticos. "Es decir --señala el informe policial--, no se conformaban con ser meros intermediarios en las operaciones de adjudicación de contratos públicos sino que iban más allá obteniendo una parte del beneficio generado por el propio desarrollo del proyecto".

OPERACIONES INMOBILIARIAS La policía también deja claro que no se cree la versión dada hasta ahora por Luis Bárcenas para justificar que en el año 2007 llegó a tener 22 millones de euros en cuentas suizas. El extesorero dijo que el dinero procedía de la compra-venta de inmuebles y obras de arte y por el éxito que cosechó con sus inversiones en América del Sur.

Según el dosier policial, las